miércoles, 14 de agosto de 2013

No me ves, pero yo sigo aquí.

Esta entrada no tiene ningún propósito fijo. Es únicamente para dejar claro que sigo viva, y recordando que tengo un blog sobre mis espaldas. Porque aunque no escriba, aunque no actualice, entro a cada instante que tengo libre. No sé muy bien la razón, quizá porque es uno de los pocos sitios que es mío, únicamente mío. Tal vez sea para comprobar que todo va bien, que no ha entrado ningún extraterrestre en la página y me ha derruido todo lo que me ha costado construir. Pero lo importante es que, aunque sea en modo invisible, estoy.
Todo esto lo digo, para justificar la falta de entradas, o la poca originalidad de las mismas.

No me encuentro en un buen momento. Los problemas me acechan y yo, simplemente, me he cansado de esconderme de ellos. Sí, es una estupidez, lo sé. Pero solo me entenderán aquellos que llevan mucho tiempo luchando por deshacerse de todas las piedras que se interponen en sus caminos, todo lo que les impide avanzar. En mi caso, llevo ya demasiado tiempo intentando romper la gran roca que se ha ido formando poco a poco, y que ya me he cansado de no poder quebrar. Así pues, me quedé sin energía, sin alegría, y por supuesto, sin inspiración para escribir más.

Además, siento que tengo mucha presión en lo que escribo. Es decir, antes escribía lo que quería sin importar si era bueno o malo, simplemente escribir y subir. Escribir y subir. Y así.
Pero ahora, tengo a muchas personas que se meten aquí, leen, y me dan su opinión en persona. Que no es que me parezca mal, porque "jolín, lectores, que bien", pero es que siento que todo lo que suba tiene que ser increíblemente perfecto, lo mejor que han visto en su vida, porque si no les decepcionaré. Y ya he decepcionado en demasiadas cosas, a demasiada gente.

Así pues aquí estoy, metiéndome en este rinconcito continuamente, abriendo millones de entradas nuevas sin conseguir publicar ninguna, comiéndome el coco buscando el relato perfecto y obteniendo muy pocos resultados. Continuando este ciclo maldito de querer pero no poder, que espero que, algún día, consiga romper.



4 comentarios:

  1. El blog es algo tuyo debes escribir ya sea mejor o peor lo que tu necesites. No te sientas forzada a escribir para los demás siempre habrá a gente que le guste y a gente que no asique se tu misma y pon lo que en ese momento te apetezca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apoyo y comprensión, de verdad.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...